¿Prueba arqueológica de la existencia del profeta Isaías?

Para los testigos de Jehová, el simple hecho de que la Biblia mencione al profeta Isaías es una prueba de que este en realidad existió, sin embargo, es interesante ver cómo la arqueología muchas veces confirma lo que la Biblia nos dice. A continuación les dejo un artículo de Eliat Mazar, publicado en la revista Biblical Archaeology Review, que me pareció sumamente interesante. Al leer el artículo y analizar las fotos, vale la pena recordar que el idioma hebreo se lee de derecha a izquierda, y no de izquierda a derecha como el español. La traducción la hice yo, e hice algunos comentarios adicionales, que están identificados por estar en letras de otro color.

Titulo traducido del artículo original: ¿Es esta la firma del profeta Isaías?

El rey Ezequías es uno de los reyes más importantes en la historia de Israel. Mientras los eruditos debaten sobre la historicidad y embellecimiento literario de los reinados de David y Salomón, el reino de Ezequías presenció el decisivo evento que vio nacer la tradición de que Jerusalén es la ciudad inviolable de Dios, un evento corroborado por el relato externo a la Biblia descubierto en el Prisma de Senaquerib. A pesar de los detalles en conflicto, ambos relatos narran la incapacidad de Senaquerib de destruir Jerusalén, confirmando así tanto a Ezequías como a Jerusalén como elegidos por Dios. Y fue a la participación del profeta Isaías en el episodio, y a la confianza de Ezequías en su consejo, a lo que se le acredita la salvación de Jerusalén de la amenaza Asiria.

Cuando el rey Ezequías fue Coronado rey de Judá en 745 a.E.C. él mantuvo la política de su padre, Acaz, quien pidió al rey asirio que viniera y lo salvara de Péqah, hijo de Remalías, rey de Israel, y de Rezín, rey de Aram-Damasco (Siria). Estos dos reyes habían atacado Judá en conjunto y sitiado Jerusalén (2 Reyes 15:36-37). Ezequías permaneció leal al rey asirio Sargón II, quien gobernó durante la mayor parte de su reinado. Durante ese periodo los reinos aledaños de Israel, Hamat y Filistea se rebelaron uno tras otro, fueron derrotados y se volvieron vasallos de Asiria. Fue solo hasta la muerte de Sargón II, En el año 22 del reinado de Ezequías, que Judá se rebeló totalmente contra Asiria. Sin embargo, de acuerdo con los anales asirios, 7 años antes Ezequías había estado envuelto en otra rebelión contra Sargón II, liderada por la ciudad Filistea de Asdod, la cual resultó en la conquista de Asdod y su transformación en vasalla de Asiria. Sin embargo, a Ezequías solamente se le impuso un alto impuesto, el cual probablemente pagaba a tiempo, salvándose de esa manera a sí mismo y a su pueblo de un destino similar. A raíz de eso, Ezequías comenzó a realizar preparaciones internas para una rebelión contra Asiria, la cual se destapó después de la muerte de Sargón II.

Durante la mayor parte de su reinado, La política de Ezequías de evitar la confrontación con Sargón II (y la relativa libertad que experimentó al no convertirse en vasallo asirio) le permitió concentrarse en los asuntos internos de Judá. Bajo su reinado, Judá se convirtió en el centro de todo el pueblo de Israel, incluidos los habitantes del Antiguo Reino de Israel (El reino de 10 tribus del norte), y el templo de Jerusalén jugó un rol principal como el lugar más santo de todos. En 2 Reyes se describe a Ezequías como el más grande de los reyes, el segundo después de David “su padre”. “y después de él resultó que no hubo nadie como él entre todos los reyes de Judá, aún los que habían sido antes de él” (2 Reyes 18:5).

En el tiempo de Ezequías, había dos palacios que habían estado ya funcionando en Jerusalén por más de 200 años: El palacio del rey David en la Ciudad de David, usado como la Casa de Abajo del Rey (Nehemías 12:37), y el palacio del rey Salomón en Ofel, usado como la Casa de Arriba del Rey (Nehemías 3:25). La Casa de Arriba del Rey fue construida en el área abierta de Ofel, al sur del Monte del Templo y a alrededor de 250 metros al norte de la ciudad fortificada de David. Estos palacios servían como complejos exhaustivos y ambos eran usados como residencia de los reyes y sus familias y para las múltiples actividades relacionadas con el rey y el reino. El templo y el nuevo complejo palaciego en Ofel fueron rodeados por una enorme muralla de ciudad durante el reinado de Salomón (1 Reyes 3:1).

Ambos palacios probablemente sufrieron multiples cambios y renovaciones desde su construcción, pero una de ellas, particularmente destacada en la Biblia por su naturaleza extensa y sofisticada, fue un enrome proyecto de reforzamiento llevado a cabo por el rey Ezequías en la Casa de Abajo del Rey, también conocida como la Casa de Milo (o del montículo, TNM) (2 Reyes 12:20; 2 Crónicas 24:25). Bajo las órdenes de Ezequías, este complejo funcionó como un palacio-fortaleza, reforzado como parte de sus preparaciones defensivas contra el inminente ataque asirio (2 Crónicas 32:5).

OFEL
Esta fotografía identifica la localización del sitio de Ofel inmediatamente al sur del monte del templo en Jerusalén. La flecha apunta al area A2009, donde se encontraron las bullas del rey Ezequías y de Isaías.

Estructuras construidas por el rey Salomón (1 Reyes 3:1) fueron encontradas hermosamente preservadas en un área de alrededor de 100 metros de largo y 10-25 metros de ancho en la falda exterior del lado noreste de Ofel. Estas estructuras consisten principalmente de un segmento de la muralla fortificada con la puerta de la ciudad y su gran torre, y partes de edificios reales que fueron integrados a la línea de la fortificación. Debido a la pronunciada pendiente del lecho de roca en esta área frente al Valle de Cedrón, la muralla fortificada y sus edificios integrados fueron construidos con fundamentos particularmente enormes nivelados sobre rocas. Estas estructuras fueron preservadas a una altura de 4-5 metros, descubiertas a solo 1-2 metros bajo el nivel de la superficie actual.

Uno de estos edificios, adyacente a la puerta de la ciudad en el noreste, fue descubierto durante las excavaciones de 1986 y 1987. La planta baja de la edificación, preservada a una altura de alrededor de 4 metros, fue usada al final por panaderos reales hasta su destrucción por los babilonios en 607 a.E.C. (El artículo original maneja la fecha 586, sin embargo, de acuerdo a la cronología bíblica este acontecimiento tuvo lugar en el año 607, como explica este artículo). La sofisticada administración de la panadería real requería a un alto oficial a cargo y un sistema bien organizado de suministro de productos alimenticios de alta calidad, tales como harina, aceite y agentes endulzantes como miel de abeja, miel de dátil, miel de higo y frutas frescas y secas. También requería un lugar de almacenamiento bien organizado y espacios de horneado. Dentro de la planta baja de este edificio, el cual hemos llamado el Edificio Real o el Edificio de los Panaderos Reales, fueron encontradas algunas vasijas grandes (pithoi). En el asa de una de estas vasijas, una inscripción en hebreo antiguo indica que esta pertenecía al alto oficial a cargo de la panadería (el final de la palabra “panadería” falta, pero su reconstrucción de esta manera es bastante certera). En otra jarra grande, la cual muy probablemente contenía miel de dátil, se encuentra grabada una palmera. Es evidente que el edificio era usado por los panaderos reales al final del periodo del Primer Templo, y pudiera haber tenido el mismo uso en el tiempo de Ezequías.

LA TORRE, PANADERÍA Y MURO
LA TORRE, PANADERÍA Y MURO La arqueóloga Eliat Mazar parada en el área A2009 de las excavaciones de Ofel. Esta área contiene las murallas de la era del hierro de la Torre Pequeña (a la izquierda), el edificio de la Panadería Real ( al centro), y el Muro Recto (a la derecha), todos parte del muro de la ciudad en el tiempo de Ezequías.

Los muchos hallazgos encontrados durante las excavaciones hechas en 2009 al pie de la muralla exterior del lado sureste nos dan una idea de las funciones del edificio durante el reinado de Ezequías. Ahí permanecen dos pequeñas áreas sin disturbio (cada una de alrededor de 1 por 1 metro y 1 metro de alto), restos de los escombros acumulados fuera del edificio, ya que el resto fueron destruidos durante las construcciones herodiana y bizantina. Este escombro produjo fragmentos de vasijas de cerámica, incrustaciones de marfil, figuras zoomórficas de cuatro patas, y dos tipos de figuras antropomórficas, una con cara pellizcada y la otra femenina con busto prominente de claro significado de fertilidad. El ensamblaje también incluía impresiones de sello lmlk de cuatro alas y de dos alas en asas de jarra y 34 impresiones de sello estampadas en piezas suaves de arcilla (bullas). La mayoría de las bullas llevaban nombres hebreos, pero algunas eran bullas independientes usadas como recibos.

Cada una de las bullas hebreas, con alrededor de 1 centímetro de diámetro, fue estampada con un sello del nombre de su dueño. Estas fueron creadas al primero colocar arcilla suave en una ligadura atada y un saco de lino o papiro, cuyas impresiones negativas son claramente visibles en el reverso de la bulla, y luego presionando el sello contra la arcilla. Entre las bullas encontradas en el escombro, solo cinco muestran impresiones de papiro negativas en el reverso. Una de estas es la bulla grabada con el sello personal del rey Ezequías.

Siete de las bullas encontradas en los escombros, todas con impresiones negativas de gruesos tejidos por el reverso, parecen haber pertenecido a los parientes de un individuo importante llamado Bes, un nombre de un significado poco claro que no se encuentra ni en el material epigráfico del periodo ni en la Biblia.

FUERA DE LA PANADERÍA REAL
FUERA DE LA PANADERÍA REAL, dos pequeños parches de escombro no perturbado de la Era del Hierro fueron excavados en 2009. En el parche A, se encontraron capas no perturbadas adyacentes al muro exterior del Edificio de los Panaderos Reales y el Muro Recto, ambos datan del periodo de construcción de Salomón.

Tres de esas bullas pertenecieron a uno de los nietos de Bes llamado “Yeramiel hijo de Nahúm hijo de Bes” y una a un segundo nieto llamado “Ahimelec hijo de Pel[?] hijo de Bes”. Los nombres en las otras tres bullas, a pesar de que claramente pertenecen a hijos y nietos de Bes, no pudieron ser identificados. El que todas las bullas de la familia de Bes mencionen tres en lugar de las comunes dos generaciones, enfatiza el estatus de Bes como cabeza de la familia, seguramente bien conocido en la manufactura de los productos mantenidos dentro de estos gruesos sacos de lino, o en la administración asociada a este. A pesar de que solo cinco nombres de la familia de Bes fueron descifrados, incluyendo el del mismo Bes, ninguno contenía elementos del nombre divino Jehová, evidenciando, quizás, el origen no judío de la familia.

Junto con las bullas de Ezequías y de la familia de Bes, se encontraron 22 bullas adicionales con nombres hebreos. Entre estas está la bulla de “Yesha‘yah[u] Nvy[?].” La traducción inicial obvia, por sorprendente que parezca, sugiere que esta perteneció al profeta Isaías. Naturalmente, esta bulla es mucho más fascinante que todas las otras encontradas junto a la bulla de Ezequías.

FUERA DE LA PANADERÍA REAL
FUERA DE LA PANADERÍA REAL: Las capas inferiores no perturbadas de escombro acumulado del parche B fueron encontradas al pie de la pared exterior de la Torre Pequeña, este escombro fue arrojado desde el Edificio de los Panaderos Reales durante la Era del Hierro.

Todas las capas no perturbadas de la Era del Hierro excavadas en esta área fueron tamizadas en húmedo, un proceso a través del cual los restos de tierra son removidos con agua. El uso de esta técnica resultó en el rescate de cientos de pequeños hallazgos los cuales de otra forma no habrían salido a la luz, incluyendo todas las bullas de esa área.

También el material del medio metro más bajo fue tamizado en húmedo, hasta la piedra de base, de las mismas capas de la Era del Hierro, en donde una zanja de fundación fue excavada para una pared de una bóveda herodiana. Este material, proveniente del extremo noroeste de la zanja de fundación, incluía la bulla de “Yesha‘yah[u] Nvy[?].” Estaba localizada a solo 2 metros al sureste del edificio de los panaderos reales, mientras que la bulla del rey Ezequías fue encontrada alrededor de 4 metros al sureste del mismo muro, en consecuencia, solo 3 metros separaban la bulla de “Yesha‘yah[u] Nvy[?].” y la bulla del rey Ezequías.

La impresión del sello de Yesha‘yah[u] Nvy[?] está dividida en tres registros. La parte superior de la bulla está ausente, y el lado izquierdo de abajo está ligeramente dañado. La porción que sobrevivió del registro superior muestra la parte baja de una gama de pastoreo, un motivo de bendición y protección encontrado en Judá, particularmente en Jerusalén, presente también en otra bulla de la misma área. El registro de en medio lee “leyesha‘yah[u]” (Hebreo: לישעיה[ו]; [propiedad] “de Isaías”), en donde el lado izquierdo dañado seguramente incluía la palabra vav (w; hebreo: ו). El registro de abajo lee “nvy” (hebreo: נבי), centrado. El lado izquierdo dañado del registro  pudiera haberse dejado vacío, como el lado derecho, pero también podría haber contenido una letra adicional, como una aleph (’ ; Hebreo: א), lo cual crearía la palabra  nvy’ (hebreo: נביא), “profeta” en hebreo. La adición de la letra aleph (’) crea el nombre del oficio (como Cocinero, Herrero o Sacerdote) de “profeta”. nvy’ plenamente deletreado.  El deletreo defectuoso de la misma palabra, nv’ (sin la vocal yod), está presente en una pieza de cerámica usada para escribir del sitio judío de Lakís. Sería especulativo afirmar si llevaba o no una aleph al final del segundo registro, ya que un examen meticuloso de la zona dañada de la bulla no pudo identificar ningún resto de letras adicionales.

RECIBO ANTIGUO
RECIBO ANTIGUO: Esta bulla lleva el nombre de Ahihur y tiene el símbolo de ueaeus alado en la parte superior. Bullas como estas fueron usadas como recibos, no para sellar envíos o documentos.

Sin embargo, encontrar un sello del profeta Isaías junto al del rey Ezequías no debería ser inesperado. No sería la primera vez que se encuentran en un contexto arqueológico impresiones de sello de dos personas de la Biblia, mencionadas en el mismo versículo. En nuestras excavaciones en la Ciudad de David (2005 – 2008), las impresiones de sello de Yehukhal ben Shelemiyahu ben Shovi (Jucal hijo de Selemías hijo de Sevi) y Gedaliyahu ben Pashhur (Guedalías hijo de Pasjur), altos oficiales de la corte del rey Sedequías (Jeremías 38:1), fueron encontradas a tan solo unos metros de distancia una de la otra. Además, de acuerdo con la Biblia, los nombres del rey Ezequías y el profeta Isaías se mencionan en un solo aliento 14 de las 29 veces que se menciona al profeta Isaías (2 Reyes 19-20; Isaías 37-39). Ninguna otra persona era más cercana al rey Ezequías que el profeta Isaías.

¿Podría entonces ser possible que aquí, en un sitio arqueológico encontrado en el contexto real fechado en el tiempo del rey Ezequías, justo a un lado del sello del rey, otro sello fuera encontrado que dijera “Yesha‘yahu Navy’ ” y perteneciera al profeta Isaías? ¿Sería posible que este sello no perteneciera al profeta Isaías, y más bien perteneciera a algún otro oficial del rey que también se llamara Isaías, y cuyo apellido fuera Nvy (profet)?

Habiendo dicho eso, al considerar la identificación de esta impresión de sello como del profeta Isaías, emergen algunos obstáculos.

Sin una aleph al final, la palabra nvy es más probablemente solo un nombre personal. A pesar de que no aparece en la Biblia, sí aparece en sellos e impresiones de sello en el asa de una jarra, pertenecientes a colecciones privadas. También aparece como bn nvy (“hijo de nvy”), probablemente un nombre, en dos bullas del fin del periodo del Primer Templo (principios del siglo 7 a.E.C.) estampadas con el mismo sello, las dos encontradas juntas en un jarrón de Lakís.

DIBUJO DE LA BULLA DE EZEQUIAS
DIBUJO DE LA BULLA DE EZEQUIAS La Bulla del rey Ezequías menciona su nombre y el nombre de su padre Acaz, en el registro superior, así como el título de Ezequías como rey de Judá en el registro bajo. El símbolo del disco solar alado flanqueado en ambos lados por un ankh se extiende a todo lo ancho de la parte central de la bulla. En la parte de atrás de la bulla se ve la impresión de papiro en la cual la bulla fue colocada.
FOTOGRAFÍA DE LA BULLA DEL REY EZEQUIAS
FOTOGRAFÍA DE LA BULLA DEL REY EZEQUIAS

El acomodo estándar de nombres en las bullas está compuesto por el nombre del dueño y de su padre, con o sin la palabra adicional bn (“hijo de”) antes del nombre del padre. Debido a la falta de espacio en las pequeñas bullas, la palabra bn (“hijo de”) era omitida con frecuencia. Por lo tanto, la ausencia de la palabra hebrea para “hijo de” antes de la palabra nvy, como en nuestra bulla, no es algo raro, si fuera el caso de que Nvy fuera el nombre de su padre. Sin embargo, la falta de espacio no parece ser el caso en esta bulla, ya que las letras en ambos registros fueron escritas espaciosamente, y no se hizo ningún intento por encontrar espacio para las dos letras bn.

Avigad sugirió que el nombre Nvy se deriva del topónimo Nov (Hebreo: נב) (en la TNM aparece como Nob), un conocido pueblo de sacerdotes (vea 1 Samuel 21:1; 1 Samuel 22:11, 19; Nehemías 11:32; Isaías 10:32). Si nuestra inscripción de hecho registra un topónimo derivado del sitio de Nov, todavía le faltaría el artículo definido (“h-” o “ha-” en hebreo), como se ve en la Bibla cuando se añade un topónimo a un nombre, tal como en “Ahiya Hashiloni” (Ahiya el Silonita), o “Ahitophel Hagiloni” (Ahitofel el Guilonita). Sin embargo, es más significativo el hecho de que jamás ha sido descubierto ninguno otro sello o impresión de sello con un nombre personal seguido por el nombre de un lugar, con o sin artículo definido.

El completar la escritura existente de “nvy” con una letra aleph al final, haciendo de esta manera que se lea navy’ (“profeta”), también enfrenta el problema de la falta del artículo definido hebreo “h” (“el”) al inicio de la palabra, como se ve en la bulla de “el sanador” (hrp’) (Hebreo: הרפא) de la Ciudad de David, la cual lee “[para ṭbšlm] hijo de zkr el sanador” (הרפא זכר בן [לטבשלם]).

BULLAS DE LA FAMILIA BES
BULLAS DE LA FAMILIA BES Siete bullas representando tres generaciones de la familia Bes fueron encontradas junto con la bulla del rey Ezequías. La familia Bes parece haber estado involucrada en la administración real o eran proveedores. Las bullas de la familia sellaban bolsas de lino grueso mantenidas en el Edificio de los Panaderos Reales.

Sin embargo, Reut Livyatan Ben-Aire, quien estudió las bullas de Ofel conmigo, sugiere que existe suficiente espacio para dos letras más al final del Segundo registro: una “w” (vav), la última letra en el nombre Yesha‘yahu, y una “h”, el artículo definido “el” para la palabra navy’ (“profeta”), convirtiéndolo en hanavy’ (“el profeta”). Uno pudiera preguntarse por qué el diseñador del sello habría elegido insertar el artículo definido al final del segundo registro en lugar de al inicio de la palabra navy’ en el tercer registro, en donde parece haber suficiente espacio. Pero, tan extraño como eso pueda parecernos a nosotros, esta división de palabras no es inusual en la escritura en antiguo hebreo. De hecho, un buen ejemplo de eso se puede ver en la bulla del rey Ezequías, en donde el nombre de su padre, Acaz, se extiende en dos registros, con la última letra ocupando el registro de abajo. Así, el dividir una palabra en dos registros en sellos parece haber sido aceptado, si no común.

BULLA DE ISAIAS - FRENTE
BULLA DE ISAIAS – FRENTE ¿Bulla del profeta Isaías? El registro superior de la bulla de Isaías muestra los restos de una gama de pastoreo. Si registro intermedio dice “leyesha’yah[u],” que significa “[propiedad] de Yesha’yah[u]”; la forma española del nombre Yesha’yahu es Isaías. La parte izquierda dañada de este registro probablemente incluía la letra hebrea vav (la “[u]” de Yesha’yah[u]”), y quizás una heh (“h”), que pudiera servir como el artículo definifo (“el”) para la siguiente palabra. La palabra nvy aparece en el registro de abajo. Si se añadiera la letra hebrea aleph al final de esta palabra, en el lado izquierdo dañado de la bulla, la palabra entonces sería nvy’, que significa “profeta” en hebreo. Esto sería una fuerte indicación de que la bulla perteneció al profeta Isaías.
BULLA DE ISAIAS - ATRÁS
BULLA DE ISAIAS – ATRÁS ¿Bulla del profeta Isaías? El registro superior de la bulla de Isaías muestra los restos de una gama de pastoreo. Si registro intermedio dice “leyesha’yah[u],” que significa “[propiedad] de Yesha’yah[u]”; la forma española del bombre Yesha’yahu es Isaías. La parte izquierda dañada de este registro probablemente incluía la letra hebrea vav (la “[u]” de Yesha’yah[u]”), y quizás una heh (“h”), que pudiera servir como el artículo definifo (“el”) para la siguiente palabra. La palabra nvy aparece en el registro de abajo. Si se añadiera la letra hebrea aleph al final de esta palabra, en el lado izquierdo dañado de la bulla, la palabra entonces sería nvy’, que significa “profeta” en hebreo. Esto sería una fuerte indicación de que la bulla perteneció al profeta Isaías.

BULLA DE ISAÍAS - RECONSTRUCCIÓN
BULLA DE ISAÍAS – RECONSTRUCCIÓN Este dibujo de la inscripción muestra las letras vav, heh, y aleph reconstruidas.

Con excepción de la bulla del sanador y tal vez la de Yesha‘yahu, no se han encontrado en ninguna excavación otras bullas con el artículo definido hebreo “h” al inicio de un título; Se conocen unas bullas no probadas pertenecientes a colecciones privadas que leen “el escriba” y “el sacerdote”. Por otro lado, no se conocen de excavaciones o colecciones privadas ningún sello o bulla con títulos de una sola palabra como “profeta” (nvy’), “escriba” (spr), o “sacerdote” (khn) que aparezcan sin el artículo definido hebreo “h” al inicio.

La Biblia apoya tanto el uso del artúculo definido con un título como su omisión. Por ejemplo, el título “secretario” (traducido “registrador” en la TNM) (mzkyr) aparece tanto con (2 Samuel 20:24), como sin (2 Samuel 8:16) el artículo definido “h”, con referencia al mismo individuo. Lo mismo es cierto del título “escriba” (traducido “secretario” en la TNM) (swpr), el cual aparece tanto con artículo definido (Isaías 36:22), como sin él (2 Samuel 8:17) con referencia a dos personas diferentes.

De la misma manera, los profetas se referían a sí mismos como nvy’ sin el artículo definido “h”, como aprendemos del profeta Elías, quien dijo, “yo mismo he quedad como profeta (Hebreo: נביא) de Jehová” (1 Reyes 18:22). Por otro lado, en tan solo dos capítulos del Libro de los Reyes, Isaías es mencionado como “Isaías”, “Isaías el profeta”, “Isaías el profeta el hijo de Amoz”, “Isaías el hijo de Amoz”, e “Isaías el hijo de Amoz el profeta” (2 Reyes 19-20), y en cada aparición el artículo definido “h” aparece con la palabra nvy’ (Hebreo: הנביא). Parece ser, por lo tanto, que no existe una regla estricta para el uso de un título con referencia a una persona. A la luz del hecho de que los títulos aparecen tanto con el artículo definido como sin él, no es sorprendente que el título nvy’ apareciera en esta bulla sin él.

BULLA "HIJO DE NVY"
BULLA “HIJO DE NVY” Esta es una de las dos bullas encontradas en Lakís en las que se lee “hijo de nvy”. En este caso, nvy muy probablemente sea un nombre. Las bullas fueron encontradas dentro de una vasija en Lakís Stratum II

Un descubrimiento muy reciente hecho en Jerusalén demuestra el uso inconsistente del artículo definido “h” tanto en títulos como en profesiones en textos inscritos. Una nueva bulla, fechada en el fin del periodo del Primer Templo, fue descubierta durante las excavaciones de IAA conducidas al lado opuesto del Muro Occidental del Monte del Templo. La bulla muestra dos figuras paradas una en oposición a la otra, con la inscripción lsr‘r (Hebreo: לשׂרער; lesar‘ir) debajo de ellas en hebreo, indicando que la bulla pertenecía “al gobernador de la ciudad”, seguramente de Jerusalén. Este descubrimiento contribuye en gran manera a la colección de bullas con títulos profesionales inscritos en ellas y es de interés especial para nosotros ya que no contiene el artículo definido “h” antes de la palabra ‘ir (“ciudad”). Este título, con el artículo definido “h” aparece varias veces en la Biblia, estando también presente en forma plural “gobernadores de la ciudad” como en 2 Crónicas 29:20 (traducido “príncipes de la ciudad” en la TNM), en donde se relatan hechos del reinado de Ezequías. Esta nueva información fortalece aún más nuestro argumento de que la presencia del artículo definido hebreo “h” antes de los títulos o profesiones en bullas no era indispensable ni consistente en ese periodo, siendo más bien sujeto a la discreción del autor.

"PROPIEDAD DEL GOBERNADOR DE LA CIUDAD"
“PROPIEDAD DEL GOBERNADOR DE LA CIUDAD”. Esta inscripción aparece en esta bulla descubierta en las excavaciones de la Plaza del Muro Occidental de Jerusalén. Dos figuras una frente a la otra aparecen arriba de la inscripción.

Esta impresión de sello de Isaías, por lo tanto, es única, y todavía está en duda lo que realmente dice. Sin embargo, la cercana relación entre Isaías y el rey Ezequías, como se describe en la Biblia, y el hecho de que la bulla fue encontrada junto a una con el nombre de Ezequías parece dejar abierta la posibilidad de que, a pesar de las dificultades presentadas por el área dañada de la bulla, esta pudiera ser una impresión del sello del profeta Isaías, consejero del rey Ezequías.

El descubrimiento de estructuras reales y hallazgos del tiempo del rey Ezequías en Ofel es una rara oportunidad de revelar vívidamente esta época específica en la historia de Jerusalén. El hallazgo nos lleva a un encuentro casi personal con algunos de los personajes clave que tomaron parte en la vida de la Corte Real de Ofel, incluyendo al Rey Ezequías, y, quizás, al profeta Isaías.

Fuente: https://members.bib-arch.org/biblical-archaeology-review/44/2/7

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *