La historia completa del letrero más famoso de Brooklyn

En mayo de 2017 empezó a correr por la ciudad de Brooklyn un rumor que al poco tiempo se probaría realidad. A principios de ese mes la ciudad recibió papelería que solicitaba la aprobación de un permiso para remover uno de los emblemas de la ciudad, un letrero de neón con letras rojas de más de cuatro metros de altura con la palabra WATCHTOWER, situado de frente al East River, mirando hacia Manhattan.

El letrero se había convertido ya en un icono de la ciudad con más de cuatro décadas de antigüedad. Este famoso letrero estaba en la azotea de uno de los edificios de la Watchtower, precisamente el número 30 de Columbia Heights, la sede mundial de los testigos de Jehová.

La historia de este letrero se remonta hasta 1969. El 25 de noviembre de ese año los testigos de Jehová compraron un complejo de edificios perteneciente a la farmacéutica Squibb, en donde anteriormente se producían medicamentos. Los edificios de Squibb quedaron terminados en 1925, y en los años 50s tenían un letrero con el nombre de la compañía más abajo del nivel del techo como se puede ver en esta foto de diciembre de 1951:

Cuando la Watchtower adquirió el complejo de edificios, el letrero se había movido a la parte superior del edificio y se había colocado en una estructura de acero.

El 29 de noviembre de 1969, la oficina del presidente de la Watchtower envió una carta a las congregaciones firmada por el mismo Nathan H. Knorr agradeciendo la ayuda de los hermanos para poder realizar la compra de este edificio. La carta menciona en parte esto:

“La noche del jueves 27 de noviembre, los nuevos edificios de la Watchtower fueron identificados por un grande letrero eléctrico, el cual se puso en operación en uno de los edificios, desplegando en letras eléctricas “WATCHTOWER”, el cual puede verse desde el otro lado del río en Manhattan y por la gente que cruza el puente de Brooklyn. Así el público sabe que este grupo de edificios pertenecen a la Sociedad Watchtower”.

Knorr no se refería al famoso letrero de neón, ya que este no se había construido aún. El letrero que se encendió dos días después de la compra fue uno que ya estaba en el edificio y era una marquesina de focos programable de medio metro de alto por 24 metros de largo. En la carta que knorr envió aparece una foto del edificio con el letrero de Squibb y la marquesina o letrero eléctrico debajo:

Durante casi un año la organización planeó lo que se haría con la estructura que estaba sobre el techo, y fue hasta el 7 de septiembre de 1970 cuando se instaló el famoso anuncio de neón con la palabra WATCHTOWER.

La organización contrató a un arquitecto para que diseñara el letrero. Este estaba hecho de láminas de aluminio con tubos de neón rojo y fue construido por miembros de Betel en el piso 12 del mismo edificio en donde se instalaría.

Las letras (algunas de casi media tonelada de peso) se fueron subiendo con cuerdas y poleas a su lugar previsto y después el arquitecto encargado del diseño y dos hermanos fueron al otro lado del río y desde uno de los muelles de Manhattan verificaron que el acomodo y el espaciado entre las letras era el correcto. Una vez aprobada la colocación, se procedió a atornillar en su lugar.

El letrero eléctrico que estaba abajo se conservó y el letrero vertical de Squibb que estaba atrás del letrero del techo se cambió por la insignia de una Atalaya.

El letrero eléctrico se siguió utilizando en conjunto con el de neón. Esta marquesina se podía programar para desplegar 10 diferentes mensajes, los cuales cambiaban cada ocho segundos, y se cambiaban por diez nuevos mensajes al terminar el mes. A este letrero se le dio buen uso por ejemplo poniendo en un mensaje una pregunta y la respuesta en el siguiente, por ejemplo, en el primer mensaje aparecía “¿Quién es Dios?” y ocho segundos después cambiaba por este: “Jehová es Dios”. Este letrero eléctrico brindó una excelente oportunidad para poner ante la gente diariamente palabras animadoras y conocimiento de la Biblia visible desde Manhattan y desde el puente de Brooklyn.

Con el paso de los años se hicieron cambios en los letreros. Por ejemplo, a inicios de la década de los 80s el letrero eléctrico fue removido y también la insignia de la Atalaya que estaba atrás del letrero de neón.

La siguiente foto es probablemente de 1970, recién se instaló el anuncio de neón. Muestra el letrero de neón, y el letrero eléctrico encendido con la palabra “WATCHTOWER” que fue el primer mensaje que se programó para este anuncio, el anuncio vertical que está atrás todavía tiene el logo de la Squibb:

Esta foto de mediados de los 70s muestra los tres letreros, el vertical al fondo, ya con la insignia de la Atalaya, el de Neon rojo con la hora (que también daba la temperatura) y más abajo la marquesina de focos.

Otra foto tomada en 1978 muestra la marquesina eléctrica todavía en su lugar.

Esta siguiente foto es de 1980, el letrero vertical con la insignia de la Atalaya ya había sido removido, y aun que no se aprecia desde aquí, también la marquesina eléctrica fue quitada por esas fechas.

A mediados de la década de los 80 se agregó la temperatura en grados Celsius ya que anteriormente solo estaba en Fahrenheit.

En el 2009 se hizo una renovación del letrero, se removieron los antiguos tubos de neón y se cambiaron por tubos de LED mucho más eficientes en el consumo de energía. También las bombillas del letrero que da la hora y la temperatura fueron reemplazadas por LED.

De ahí todo permaneció sin cambios hasta el 4 de diciembre de 2015 cuando los edificios 25-30 de Columbia Heights se pusieron en venta por la Watchtower.

El 4 de agosto de 2016 un consorcio empresarial compuesto por CIM Group, Kushner Companies y LIVWRK compraron el complejo de edificios por 340 millones de dólares.

Para entonces la Watchtower ya estaba preparando su nuevo campus en Warwick a donde se trasladó tanto la imprenta como la gran mayoría de los betelitas.

Actualmente todas las propiedades de la Watchtower en Brooklyn han sido vendidas excepto una, es un pequeño edificio con dos apartamentos en el segundo piso y un estacionamiento en el primero. Lo están usando para que betelitas que tengan que ir por algún motivo de Warwick a Brooklyn puedan quedarse ahí la noches necesarias. Probablemente con el tiempo esta propiedad sea vendida también y eso completaría la retirada absoluta de la Watchtower de Brooklyn, que lleva ahí desde enero de 1909.

En mayo de 2017 (ya con el edificio desalojado) se llenaron los permisos para la remoción del famoso anuncio de neón, y finalmente el miércoles 6 de diciembre de 2017 se realizaron los trabajos para retirar las letras de 4.57 metros de alto y 490 kilos de peso la más pesada.

Algunas fotos y videos de la remoción de las letras:

¿Qué paso con las letras? La organización no ha anunciado qué hará con ellas, por lo pronto se colocaron en una bodega de la Watchtower.

En cuanto a la estructura, esta seguirá ahí y llevará el nombre del complejo de oficinas que ocupará el espacio en los edificios. La empresa planea hacer un centro comercial, oficinas y espacios recreativos en el edificio que un día fue el centro mundial de la adoración a Jehová. El nombre del nuevo complejo será PANORAMA.

Aquí está un fotomontaje producido por la empresa de desarrollo encargada del proyecto PANORAMA:

Y esta sería la fachada de la entrada en el 25 de Columbia Heights:

Por 47 años la luz roja del letrero de la Watchtower pintó las aguas del East River convirtiéndose en un símbolo de la ciudad y un recordatorio de la presencia de los testigos en Brooklyn, y los que pudimos conocerlo en persona jamás olvidaremos la emoción que sentimos al verlo en vivo desde el puente de Brooklyn de camino a la central mundial de la adoración pura.

Por ahora, la estructura de acero que por más de 70 años ha sujetado letreros frente al East River espera su próximo inquilino.

One Comment

  1. Maribel
    19 diciembre, 2017
    Reply

    guao ..me encantó esta recopilación histórica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *