La historia del primer cementerio de la Watchtower (con todo y pirámide)

El lote funeral de United Cementeries donde se encuentra sepultado Charles Taze Russell es objeto de múltiples artículos y comentarios de todo tipo de parte de personas con pocos conocimientos históricos y muchas ganas de causar polémica y desinformación. Y la historia favorita de algunas de esas personas con poca información y mucha imaginación es la que dice que Charles Taze Russell era masón y lo “prueba” el hecho de que a unos metros de su tumba se encuentra un centro masón.

Para el lector interesado en conocer la historia real de ese lote funerario y en particular la tumba de Russell, este artículo hará un análisis breve sobre el tema, basado principalmente en información que Jerome publicó en el blog de historia de B.W. Schulz y R.M. DeVienne.

Por medio de la Compañía de Inversión de los Estados Unidos, la Sociedad Watch Tower compró tierras de manos de Margaret Wible en 1904, con la intención de fundar una empresa de cementerios. Esta empresa iba a ser un emprendimiento comercial, destinando la mitad de las ganancias al mantenimiento y administración del mismo cementerio, y la otra mitad dedicada a la obra religiosa de la Watch Tower. A un lado del terreno ya había un panteón propiedad de la Iglesia Católica de Sta Filomena, por lo que parecía una buena idea utilizar el lote comprado para ese propósito. Planos de la década de 1890 muestran una granja y tierras pertenecientes a Margaret Wible, con el panteón de Sta Filomena al sur.

Cuando Russell escribió su testamento en 1907 él pidió ser enterrado ahí. Un área especial de ese cementerio se llegó a conocer como el lote de Betel, y sería reservado para siervos de tiempo completo, tanto betelitas como peregrinos o colportores.

Esta foto fue tomada en noviembre de 1916 y muestra una vista colina abajo sobre el área del lote de Betel.

En el pasto se pueden observar dos pequeñas lápidas. Estas son de Mary Jane Whitehouse y Arabella Mann, quienes fueron enterradas ambas en junio de 1916. Sus tumbas marcan el límite de lote especial de Betel. El terreno de más allá, aunque pertenecía a la Sociedad, no era parte del lote de Betel. Más allá colina abajo se puede ver una casa grande. Esta era originalmente la casa de la granja, ahora ocupada por J. Adam Bohnet, quien era el gerente del cementerio en 1916. Él vivió ahí algunos años, y anteriormente usó los terrenos circundantes para sembrar “trigo milagroso”.

Enfrente de la casa a la derecha de la foto se pueden ver varias lápidas más grandes juntas. Estas ya no están ahí debido a que probablemente solo eran material de exhibición para la venta de la compañía de cementerios.

En 1916 murió CTR y se hicieron los preparativos para su funeral. La siguiente foto muestra la tumba siendo cavada.

Se puede observar la cabeza de alguien en el fondo de la tumba. El grupo de hombres que aparecen ahí incluye a J. Adam Bohnet en la extrema derecha. La distintiva cabeza calva de Bohnet está cubierta por un sombrero. Las lápidas de Mary Whitehouse y Arabella Mann probablemente fueron cubiertas por los hombres. Detrás de ellos está la casa junto con las lápidas de muestra.

La siguiente foto nos lleva hasta temprano en 1920. El monumento en forma de pirámide fue levantado en el centro del lote de Betel. El periódico New Era Enterprise del 20 de febrero de 1920 mencionó este hecho y publicó esta fotografía.

Esta foto, tomada casi al anochecer parece haber sido tomada desde la posición de la tumba de CTR. Mirando colina abajo, se puede todavía ver las lápidas de Whitehouse y Mann. Parece que las luces de la casa están encendidas.

Sin embargo, en este año la casa ya no pertenecía a la Sociedad. En diciembre de 1919 el cementerio completo, con excepción del lote de Betel y algunas otras pequeñas áreas fue vendido a la entonces llamada Asociación Católica de Cementerios North Side.

J Adam Bohnet ya no vivía en la casa. Después de una corta estancia en Brooklyn, él dedicaría la siguiente década como Peregrino leal a la IBSA viajando por los Estados Unidos.

Una vez instalado el monumento en forma de pirámide, se suponía que se inscribirían en él los nombres de todos los que fueran enterrados en el lote de Betel. Sin embargo esto no fue así y solamente nueve nombres llegaron a estar en el monumento, y de hecho esas nueve personas fallecieron antes de que el monumento fuera erigido, y sus nombres fueron grabados todos al mismo tiempo. Después de instalado el monumento no se volvió a grabar ningún nombre en él, y casi inmediatamente la Sociedad abandonó la idea de utilizarlo de esa manera.

El sitio de hecho tampoco se usó para más entierros como se tenía planeado, solo se usó para dos entierros más, el de Charles Beuhler en 1925 y el de Margaretta Russell Land (Hermana de CTR) en 1934, y después de eso se dejó de usar por completo hasta que en la década de 1940 la Sociedad empezó a vender lotes de ese terreno.

La siguiente foto es de noviembre de 1991.

El lugar se ve un poco abandonado, aun que pudiera ser solamente la época del año en que se tomó la foto. Se puede observar la tumba de CTR, el monumento de pirámide y algunas otras lápidas tanto dentro como fuera del lote de Betel. Las dos pequeñas lápidas de Whitehouse y Mann ya no están, así como tampoco la casa. El terreno de enfrente está lleno de matorrales, con solo unas pocas lápidas en el camino.

En 1994 los católicos (Llamados ahora la Asociación de Cementerios Católicos de la Diócesis de Pittsburgh, Inc.) vendieron este terreno abandonado a los masones. Cabe destacar que tanto la tumba de Russell como la pirámide llevaban ahí ya 74 años. Los documentos de octubre de 1994 muestran que los católicos vendieron 42.40 acres de tierra a la Sociedad del Fondo Masónico del condado de Allegheny por $610,000 dólares. Los masones entonces construyeron ahí su nuevo Gran Centro Masónico de Pittsburgh.

Nuestra siguiente foto (tomada recientemente) muestra la tumba de CTR, la pirámide y los edificios masónicos a lo lejos.

Aquí se puede ver una imagen satelital actual ubicando el lote de Betel:

En esta otra foto de acercamiento están marcados los espacios en donde se encuentran los restos de las nueve personas cuyos nombres están inscritos en la pirámide.

Los nueve nombres que están en la pirámide, y que aparecen marcados en la imagen de arriba, por orden de fallecimiento son:

  1. Grace Mundy (fallecido en 1914)
  2. Lorena May Russell (fallecida en 1915)
  3. John Perry (fallecido en 1915)
  4. John Milton Coolidge (fallecido en 1916)
  5. Arabella L. Mann (fallecida en 1916)
  6. Mary Jane Whitehouse (fallecida en 1916)
  7. Charles Taze Russell (fallecido en 1916)
  8. Flora Jane Cole (Fallecida en 1919)
  9. Henry L. Addington (Fallecido en 1919)

Y en estas fotos se pueden ver sus nombres en los libros de la pirámide.

Charles Taze Russell arriba y John M. Coolidge abajo

 

Arabella Mann y Mary Jane Whitehouse

 

Grace Mundy, Lorena M. Russell, John Perry, Henry L. Addington y Flora J. Cole

Como se puede ver en la foto satelital, la idea era ir poblando el lote de las esquinas hacia el centro, cosa que no sucedió.

Actualmente de todos ellos solo permanecen las lápidas de C. T. Russell y de J. M. Coolidge, las demás han sido removidas, no sé si por vandalismo o ha crecido pasto encima de las placas.

El resto de las lápidas que se aprecian en la imagen satelital pertenecen a testigos de Jehová de Pittsburgh, ya que en los años 40s la organización ofreció en venta a los testigos locales los lotes restantes del terreno y en las décadas siguientes se han ido usando por las familias de dichos testigos.

Otro dato interesante sobre uno de los nombres inscritos en la pirámide tiene que ver con Flora Jane Cole (#8), ella fue una betelita colportora (precursora) que sirvió a Jehová con toda su familia y fue madre de James Cole, quien fue el inventor del “Auroramóvil”, el cual salió en un artículo de la Atalaya del 15 de febrero de 2012

James Cole

Estas son las fotos que salieron en dicha Atalaya sobre el invento de Cole:

Es importante recalcar para cualquiera que insiste en ligar el centro de conferencias masónico con la tumba de Russell que esos terrenos fueron vendidos a los católicos en diciembre de 1917. Tal parece que los católicos no hicieron nada con ellos hasta venderlos de nuevo en 1994. Así que no existe absolutamente ninguna conexión con Charles Taze Russell y el lote fúnebre de la Sociedad. Sin embargo, ¿cuándo han sido los hechos un impedimento para los teoriconspiracionistas?

3 Comments

  1. Andrew
    9 diciembre, 2017
    Reply

    My dear brother greeting from England. I came across your history research just by accident yesterday. I have now looked at everything you have posted. Thank you for making your research available to others. We have a common interest. I also love theocratic history. I am especially interested in our history in Britain. I have been collecting, researching and recording since 1973. My mother became a Witness in 1939 and our family knew brothers going back to CT Russell’s time. I was interested in your reference to another researcher, Jerome. I have read his work but have avoided contact with him because I was not sure if he was a brother in good standing or not, but I admire his’ research also

    • leocuellar
      19 diciembre, 2017
      Reply

      Hi Andrew. Thanks for your nice comments. Jerome is an active JW and a very serious researcher. He has a lot more knowledge than me about WT History in England and USA, and he knows many people who also can provide information about our history in England in Russell’s era and after. You can completeley trust him.

  2. Ángel
    16 diciembre, 2017
    Reply

    Buen artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *