El maravilloso fonógrafo vertical inventado por la Watchtower

La organización de Jehová siempre ha ido un paso adelante. Creo que cualquiera que pertenezca a ella sabe esto de sobra. Pero aún cuando estamos muy bien enterados de los nuevos avances que se han hecho y todas las cosas que hemos sido testigos durante nuestras vidas, muchos no estamos al tanto de que la ola de cambios e innovaciones no es algo nuevo. De hecho los testigos de Jehová hemos contribuido de muchas maneras al avance de la tecnología y los medios de difusión.

Una de esas contribuciones vino en la forma de este ingenioso aparato:

Se trata de un fonógrafo portátil de reproducción vertical, usado en la década de 1940 en la obra de casa en casa. Hoy les presento un maravilloso video el cual fue realizado por Marvin Runge con colaboración mía en la traducción y voz en español. Creo que lo mejor es que vean el video primero y posteriormente les dejo algunos comentarios.

Es digno de destacar el ingenio que aplicó nuestro hermano John Kurzen a la creación de esta máquina, y el hecho de que en el mercado de fonógrafos de la época a nadie se le había ocurrido hacer un fonógrafo como este, pero el hecho de diseñar y fabricar un fonógrafo con esas características no era un mero capricho o simplemente una idea original y novedosa, tenía un propósito.

John Kurzen, el inventor del fonógrafo vertical, de bebé.

Los fonógrafos comunes que había en ese tiempo, incluso el primer fonógrafo que la Watchtower diseñó se reproducían horizontalmente. Para poder reproducirlos había que poner el fonógrafo sobre una superficie plana y estable y preparar todo para la reproducción, eso podía tomar unos 10 minutos o tal vez unos 5 si se tenía experiencia.

En la puerta de un amo de casa, tal vez no era lo más práctico. Como se ve en un video que presenté anteriormente en este blog, después de que los hermanos tocaban y el amo de casa accedía a escuchar, entonces tenían que preparar todo para empezar a reproducir el discurso.

Eso cambió con el fonógrafo de reproducción vertical. Este fonógrafo se podía traer completamente listo, ya con cuerda, el disco puesto en su lugar, el volumen ajustado, incluso la aguja colocada a la altura del borde del disco, y el tiempo que tomaba en empezar a reproducir el sonido era solo el tiempo que el hermano tomaba en girar una pequeña palanca, es decir, 1 segundo.

De izquierda a derecha: David Lunstrum, Grant Suiter y John Kurzen

Otra gran ventaja de este fonógrafo es que se podía reproducir incluso sosteniéndolo con la mano de su agarradera. Si se estaba predicando en un lugar en donde no hubiera un apoyo firme o en una calle transitada, podía el publicador traer su fonógrafo en la mano mientras se reproducía el disco. Incluso podía el publicador caminar con el fonógrafo y esto no afectaba en nada la reproducción. Era lo más parecido a algo que se puso de moda en los 80s con los reproductores de casette de pilas:

Pero aquí estamos hablando de 1940, ¡Y la batería nunca se acababa! Esto podía permitir a los publicadores estar en lugares públicos como calles transitadas y si era necesario moverse de un lado a otro sin tener que detener la reproducción ni hacer largas preparaciones en el lugar donde se iba a reproducir el mensaje.

Y por supuesto, el mismo maletín tenía espacio para libros, folletos u otra literatura y se podía abrir el compartimiento mientras estaba sonando el disco sin interrupción.

Por supuesto, con el paso de los años esta tecnología en su totalidad quedó en el pasado y la organización pasó a utilizar otros métodos más acordes al tiempo actual, pero siempre quedará el recuerdo de cómo Jehová iluminó las mentes de nuestros hermanos para buscar alcanzar de la mejor manera posible a las personas con el mensaje que salva vidas.

 

2 Comments

  1. Luis
    22 abril, 2017
    Reply

    Que buena pagina leo!!!! Me encanta nuestra historia pasa por mi instagram (thegoldenagacollector) me encanto tu trabajo

  2. MAURO I S ABRAO
    21 junio, 2017
    Reply

    gostei muito e gostaria de ter um fonografo deste. Como consigo? Pode me ajudar? Conheçe algum irmão por ai que tenha um para me doar aqui no Brasil? Abraço fraterno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *