Historia moderna de los testigos de Jehová – Parte 6

WATCHTOWER MAR 15, 1955

Parte 6
AÑO 1914 VERIFICADO
(traducción de Leonardo Cuéllar)

Durante los primeros meses de 1914 el clero y otros ridiculizaron considerablemente a C.T. Russell y a la Sociedad Watch Tower al no ver que nada les ocurriera a las naciones Gentiles. Pero toda esta ridiculización terminó cuando nación tras nación y reino tras reino se fueron involucrando en cascada en lo que ahora se conoce como la primera guerra mundial. Desde el 27 de julio en adelante hasta agosto de ese año fue un tiempo de sorpresas que sacudieron al mundo. Una reacción típica de la prensa pública a la situación fue publicada el 30 de agosto de 1914, por uno de los periódicos principales de la ciudad de Nueva York, The World. “El fin de todos los reinos en 1914” fue el titular de un largo artículo principal en la sección dominical de dicho diario (páginas 4 y 17), del cual citamos:

“Según los Cálculos de los “Estudiantes Internacionales de la Biblia,” del Rdo. Russell, Este Es el “Tiempo de Tribulación” Anunciado por el Profeta Daniel, el Año 1914 Pronosticado en el Libro “The Time is at Hand” (El tiempo ha llegado), del Cual Se Han Vendido Cuatro Millones de Ejemplares, como la Fecha de la Caída de los Reinos de la Tierra.

El tremendo estallido de guerra en Europa ha cumplido una profecía extraordinaria. Durante la cuarta parte del siglo pasado, por medio de predicadores y por medio de la prensa, los “Estudiantes Internacionales de la Biblia,” a quienes se conoce mejor como “Auroristas Milenarios,” han estado proclamando al mundo que el Día de la Ira profetizado en la Biblia amanecería en 1914. “¡Tengan cuidado con 1914!” ha sido el lema de centenares de evangelizadores viajeros que, en representación de este credo raro, han viajado por todo el país enunciando la doctrina de que “el Reino de Dios se ha acercado.” . . .

Aunque millones de personas indudablemente han escuchado a estos evangelizadores, . . . y aunque su propaganda ha sido llevada a cabo por medio de publicaciones religiosas y un servicio de la prensa seglar en el cual estaban incluidos centenares de periódicos rurales, así como por medio de conferencias, debates, clases de estudio, y hasta por películas, la gente por lo general ni sabe que existe tal movimiento como la “Aurora del Milenio.” . . . El Rdo. Carlos T. Russell es el hombre que ha estado presentando esta interpretación de las Escrituras desde 1874. . . . “En vista de esta evidencia fuerte de la Biblia,” escribió el Rdo. Russell en 1889, “consideramos como una verdad establecida el que el fin cabal de los reinos de este mundo y el establecimiento completo del reino de Dios se realizarán para el fin de 1914 d. de J.C.” . . . Pero el decir que la tribulación había de culminar en 1914—eso era raro. Por algún motivo extraño, tal vez porque el Rdo. Russell tiene en sus escritos un estilo que es sereno, típico de la matemática superior, más bien que los modales rimbombantes de los que predican en las esquinas de las calles, el mundo en general casi no lo ha tomado en cuenta. Los estudiantes allá en su “Tabernáculo de Brooklyn” dicen que esto había de esperarse, que el mundo en ningún tiempo escuchó las advertencias divinas y que nunca lo hará, hasta que haya pasado el día de tribulación…. Y en 1914 viene la guerra, la guerra que todo el mundo temía pero que al mismo tiempo todo el mundo pensaba que no podía suceder en verdad. El Rdo. Russell no está diciendo: “Les dije que sería así”; tampoco está enmendando las profecías para hacerlas cuadrar con la historia corriente. El y sus estudiantes están satisfechos con esperar—esperar hasta octubre, fecha que ellos calculan será el fin verdadero de 1914.”

Y así resultó ser que alrededor del 1 de Octubre de 1914, los 2,520 años de la tolerancia divina a la soberanía tomada por las naciones gentiles sobre la tierra llegó a un fin legal, como ahora lo sabemos tan bien en base a las Escrituras y los hechos.a Esto entonces hizo posible el más grande evento en la historia universal, el nacimiento del por tanto tiempo prometido “hijo varón”, el reino en el cielo con Cristo Jesús ahora entronizado como Rey, con su gobierno celestial empoderado con soberanía divina para gobernar en medio de sus enemigos. Todo esto para que la tierra pueda finalmente estar libre de la maldad y sea hecha un lugar adecuado para que el hombre viva en un paraíso restaurado con alabanza a su amoroso Creador, Jehová Dios (Daniel 7:13, 14; Salmo 2:6-9; Revelación 12:5, 10, NM). La Sociedad Watch Tower de los testigos de Jehová estaba en lo correcto en su campaña de treinta años de advertencia a las naciones gentiles sobre el fatídico año de 1914.b Individualmente, sin embargo, algunos que colaboraron en dar dicha advertencia quedaron decepcionados debido a que ellos incorrectamente pensaron que se irían al cielo en 1914 a formar parte de la organización invisible del Reino, sin darse cuenta que no sería sino hasta 1918 cuando se haría posible que los herederos del Reino ya fallecidos se unieran al Cristo entronizado de Jehová en los cielos, siendo en esta fecha posterior cuando la “primera resurrección” empezaría a ocurrir. Muchos también inexactamente pensaron que la guerra mundial que comenzó en 1914 se fusionaría con la “batalla del gran día del Dios Todopoderoso”, Armagedón, y así se limpiaría la tierra de toda oposición a la justicia. Sin embargo, la dirección de Jehová indicaba que había todavía mucho trabajo por hacer por los cristianos ungidos en la tierra. Días gloriosos de mayor testimonio esperan de acuerdo con los propósitos de Jehová de preparar a una gran multitud de “otras ovejas” para sobrevivir al verdadero Armagedón cuando este finalmente venga sobre la tierra. Ciertamente los majestuosos caminos y propósitos de Jehová son siempre los mejores y logran la mayor felicidad.

Al mirar hacia atrás al registro de las actividades editoriales de la Sociedad Watch Tower durante los treinta años previos a 1914, podemos ver que se dio una sobresalientemente extensa advertencia pública a las naciones. La tabla adjunta de cifras tomadas de los reportes anuales de la Sociedad, usualmente publicada en el número del 15 de diciembre da la Watch Tower durante cada uno de estos años, rinde elocuente testimonio del celo, trabajo duro, devoción al deber y determinación de los testigos de Jehová de llevar a cabo y desarrollar fielmente la tarea de dar advertencia sobre 1914.

 

REPORTE DE DISTRIBUCIÓN MUNDIALc

Años Tratados y Folletos Libros Reporte publicado en
1909 22,838,164 710,992 W 1909, p. 374; W 1910, pp. 67-71
1910 27,025,180 711,410 W 1910, p. 388; W 1911, pp. 7-9, 21
1911 22,838,282 538,783 W 1911, pp. 452, 453
1912 49,151,244 812,046 W 1912, p. 386; W 1913, pp. 38-42
1913 49,065,189 864,610 W 1913, p. 372, 3; W 1914, pp. 41-43
1914 71,285,037 992,845 W 1914, p. 374; W 1915, pp. 27-31
1915 55,149,578 661,789 W 1915, p. 373; W 1916, pp. 8-11
1916 30,547,172 452,713 W 1916, p. 387; W 1917, pp. 101-104
1917 33,890,664 836,417 W 1917, pp. 374-377

C. T. Russell y sus asociados dieron toda su fuerza y fortuna en llevar a cabo una campaña tan vigorosa como fuera posible en su tiempo bajo la dirección de la santa fuerza activa de Jehová. Los años 1915 y 1916 vieron una debacle en sus actividades de publicaciónd debido al periodo de testimonio en medio de creciente oposición, ridiculización y ruptura mundial. Esta debacle fue en cumplimiento de la profecía dada por Dios: “Y haré que mis dos testigos profeticen mil doscientos sesenta días vestidos de saco” (Rev. 11:3, NM). Hacia el fin de 1916 Russell empezó a decaer rápidamente; y finalmente, regresando de una gira de discursos de California, murió a bordo de un tren cerca de Pampa, Texas, el 31 de octubre.e Por los frutos que él consiguió en su multitud de labores como ministro del evangelio, el hermano Russell probó con toda seguridad ser un fiel testigo de Jehová. Luchó valientemente al defender la verdad de la Biblia hasta el grado de la iluminación entonces disponible. Durante sus 32 años como presidente de la Sociedad muchos cristianos devotos asociados con él lo apoyaron para realizar un trabajo fenomenal bajo el liderazgo del mayor Testigo Fiel, Cristo Jesús, para la alabanza del Creador.f

Tras la muerte del hermano Russell, vinieron años de crisis, produciendo dentro de la organización las presiones de la oposición, juicio y limpieza. Satanás y su descendencia estaban listos para manejar, además, golpes externos que estaban destinados a golpear a la Sociedad y dejarla en un estado tan debilitado similar a una muerte súbita. Después del enorme testimonio de advertencia que ocurrió con respecto al año profético de 1914, muchos de los asociados se cansaron de hacer el bien. Surgió rebeldía entre los ancianos de congregación, y se presentó una condición de enfermedad espiritual general, para poner a prueba a muchos de los testigos ungidos con respecto a su amor y lealtad al Rey invisible presente, Cristo Jesús (Revelación, capítulos 2 y 3)g. Por tres años y medio (1,260 días literales) ellos llevaron a cabo su predicación en este periodo crítico desde el otoño de 1914 hasta la primavera de 1918 en una condición como “vestidos de saco” de lamento y reproche. Finalmente, en 1918, “cuando hayan terminado de dar su testimonio, la bestia salvaje [los poderes gobernantes de la tierra en su conjunto] que asciende del abismo [El profundo mar simbólico de hombres furiosos contra Dios] hará guerra contra ellos y los vencerá y los matará. Y después de los tres días y medio, espíritu de vida procedente de Dios entró en ellos, y se pusieron de pie, y gran temor cayó sobre los que los contemplaban”. Aquí tenemos la descripción profética de estos años de crisis, y el registro histórico aquí repasado muestra el cumplimiento de la profecía con hechos (Rev. 11:3, 4, 7, 11, NM).

Durante los dos meses de noviembre y diciembre de 1916, se estableció una administración transitoria de la Sociedad en manos de un comité ejecutivo compuesto de tres personas, el Vicepresidente Ritchie, el Secretario-Tesorero Van Amburgh y el consejero legal Rutherford.h Como la siguiente reunión anual de la corporación Watch Tower, se planeó llevar a cabo una asamblea en Pittsburgh, Pennsylvania, el 6 y 7 de enero de 1917. El tema principal de esa reunión era la elección de un presidente y otros oficiales para suceder a la administración de Russell. Seiscientos asistieron la reunión el sábado 6 de enero, donde aproximadamente 150,000 votos,i representados en persona o por poder, nombraron unánimemente a J. F. Rutherford como presidente y W. E. Van Amburgh como secretario-tesorero, y una mayoría votaron por A. N. Pierson como vicepresidente.j El siguiente día, domingo, el recién electo presidente, J. F. Rutherford, se dirigió a los 1,500 asistentes en la asamblea. Así comenzó una nueva administración para la Sociedad, la cual Rutherford supervisaría por veinticinco años.

Cabe bien aquí un breve resumen biográfico del segundo presidente de la Sociedad, Joseph Franklin Rutherford.k Nació el 8 de noviembre de 1869 en Booneville, Missouri, de padres que eran bautistas. Tenía 16 años de edad cuando su padre aceptó que fuera a la universidad a estudiar leyes, siempre y cuando pudiera pagarla por sus propios medios, ya que su padre era agricultor y no podía ayudarle. Después de terminar su educación académica, pasó dos años bajo la tutela del juez E. L. Edwards y finalmente a la edad de veinte años llegó a ser el reportero oficial de los tribunales del Circuito Judicial Decimocuarto de Missouri. A la edad de 22 fue admitido en la barra y comenzó a ejercer la abogacía en Booneville, y todavía después, como juez especial en el mismo Circuito Judicial Decimocuarto de Missouri.m Por 15 años ejerció la abogacía en Missouri.

En 1894 estuvo en contacto con representantes de la Sociedad Watch Tower y doce años después, en 1906, dedicó su vida al Dios Altísimo, siendo así ordenado para el ministerio cristiano.n En 1907 él se volvió el consejero legal de la Sociedad en la sede de Pittsburgh, para manejar sus casos en la corte, y al mismo tiempo fue enviado a dar discursos públicos como representante peregrino de la Sociedad.o En 1909 fue admitido en la barra de Nueva York como abogado legal en este estado; en el mismo año (24 de mayo de 1909) fue admitido también para practicar ante la Suprema Corte de los Estados Unidos en Washington, D. C. Él viajó extensamente como discursante público en los Estados Unidos, hablando en muchos colegios y universidades por solicitud especial y ante audiencias repletas en este país y a través de Europa. También visitó Egipto y Palestina. En 1913, acompañado por su esposa, visitó Alemania, en donde habló a audiencias de un total de 18,000.p En 1915 ganó una serie de debates bíblicos en Los Ángeles, California, contra el “Rdo”. J. H. Troy,q un bautista, representando al clero del sur de California. En 1916 Rutherford fue elegido para dar el discurso de funeral ante la muerte de su querido amigo de muchos años C. T. Russell.r

(continuar a parte 7)


Notas:

  1. W, 1952, págs. 260-276
  2. W 1914, pág. 371.
  3. Las siguientes son las cifras de distribución del periodo anterior a 1909:
Años Tratados y folletos Libros
1870-1878 50,000
1879-1893 3,859,60 205,916
1894-1901 15,740,357 588,402
1902-1908 37,687,694 2,518,233

d. W 1915, pág. 371
e. W 1916, pág. 338
f. Vea reportes biográficos en la W de 1917, págs. 131-136, 323-326; W 1916, págs. 356-359.
g. W 1916, pág. 327-329; W 1917, pág. 99.
h. W 1917, pág. 372.
i. El antiguo arreglo para los votos de la corporación era un voto por cada diez dólares de donación a la Sociedad. El método de voto fue enmendado en 1944. W 1944, pág. 334.
j. W 1917, pág. 22; New York Times, 7 de enero de 1917, Sección I, pág. 9.
k. Webster’s Biographical Dictionary, 1943, pág. 1295.
m. An Encyclopedia of Religion, por Vergilius Ferm, 1945, pág. 674; New York Times, 7 de enero de 1917, sección I, pág. 9.
n. W 1894, pág. 127.
o. W 1919, pág. 58.
p. W 1913, pág. 319.
q. W 1915, pág. 143; Consolation, 23 de agosto de 1939, pág. 4.
r. Reporte de prensa “El sucesor del pastor Russell, Juez Joseph F. Rutherford” de Pittsburgh, Pa., 6 de enero de 1917, reproducido en las páginas 383, 384 de la reimpresión especial del número conmemorativo de The Watch Tower del 1 de diciembre de 1916.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *