Así era Nathan H. Knorr en la preparatoria

Nathan Homer Knorr nació en Pennsylvania. A inicios de su último año en la escuela preparatoria de Allentown asistió a la asamblea de los Estudiantes de la Biblia en Ceder Point, Ohio. Él tenía 17 años, pero se decidió a renunciar de la Iglesia Reformada. Después de graduarse se bautizó en el pequeño río Leigh en el este de Pennsylvania y dos meses después se volvió miembro de la familia Betel de Brooklyn. Su diligencia y habilidades lo llevaron a ser presidente de la Watchtower Society tras la muerte del hermano Joseph Rutherford en 1941, haciéndolo el tercer presidente.

Estas fotografías interesantes son del anuario de la preparatoria Allentown de donde el hermano Knorr se graduó en 1923. Es extremadamente difícil de conseguir y en él se puede ver que “Knorrie”, como se le apoda en el anuario ya tenía desde entonces grandes dotes de organizador y administrador, ya que en una sección del anuario se “profetiza” lo que sería de la vida de cada uno de los alumnos y se dice de Knorr que sería el gerente en el Pergola, que era un famoso cine en Allentown. También se muestra que tenía interés en el atletismo. Esto explica en parte las anécdotas que hay sobre él divirtiéndose en la hacienda de la Sociedad en las graduaciones de Galaad en los 40’s y 50’s jugando softball.

También llama la atención la frase que él escribió para que apareciera junto a su foto en el anuario, que dice:

“La recompensa de un deber es el poder para completar otro”

No se si esta frase la inventó él o la citó de alguna otra parte, pero independientemente de eso, lo sobresaliente es que cada alumno podía elegir una frase para poner ahí, y obviamente tenían que elegir la frase con la que quisieran ser recordados o que los representara por los años posteriores. Otros alumnos, como es de esperarse de adolescentes de 17-18 años pusieron frases de broma como “estoy callado solo cuando duermo, y hasta en ese estado ronco”. Sin embargo Knorr eligió una frase muy profunda y revelando una verdad que sería una motivación para él para los grandes logros que alcanzó en su vida en el servicio a Jehová.

Sobre el “Pergola”, cine al que se hace referencia en este anuario, este fue un cine muy famoso en Allentown, construido en 1907 principalmente como una sala de arcade y boliche, y en 1909 llegó a ser un cine para 500 personas que proyectaba películas mudas, que era lo que había en aquella época.

En 1926 fue demolido para dar paso a la construcción de la torre PPL y en diciembre de ese mismo año fue reemplazado por otro llamado “New Pergola” a unos cuantos metros del original.

El “New Pergola” cambió varias veces de nombre con el paso de los años, hasta que en 1971, cuando se llamaba el “Boyd” fue finalmente demolido debido a una expansión del edificio PP&L.

Si el hermano Knorr hubiera terminado como gerente del Pergola, su legado hubiera terminado a más tardar en 1971, sin embargo, él eligió un camino mediante el cual sus logros tienen impacto hasta nuestros días (él instituyó la Escuela del Ministerio Teocrático y la Escuela de Galaad, entre otras), y su recompensa la tiene ya en el cielo.

One Comment

  1. Maribel
    16 mayo, 2017
    Reply

    Gracias por este relato…el hermano Knorr me parece tan admirable , me gustaria haberlo conocido personalmente..por los momentos no será , más adelante ya veremos cuando tengamos nuevos rollos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *